viernes, enero 12, 2018

Casi lo deportan

13Lecturas

Ya se sabía que el castigo a Mariano Torres sería drástico, pero solo les faltó darle casa por cárcel. El volante argentino deberá cumplir 6 meses por la expulsión en el juego contra Cartaginés y por tomar al árbitro del brazo.

La Unafut informó así del castigo: Seis meses de suspensión y una multa de ¢200.000.00 (DOSCIENTOS MIL COLONES), por conducta violenta al dar una patada a un adversario impactándolo en el tobillo, sin estar en disputa el balón, así mismo por sujetar del brazo y tirar con violencia al oficial de partido, rehusarse a salir del terreno de juego y además cuando salía del terreno amenazar a un adversario. Lo anterior de conformidad con los artículos 32, 37 incisos b), c) y 38 b) párrafo final, del Reglamento Disciplinario de Unafut 2016-2017, siendo esta la primera vez. Sanción que se impone a la luz de las reglas de concurso de infracciones contempladas en el artículo 38 inciso 1 y 2 del Reglamento Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol.

Saprissa tiene 3 días hábiles para apelar la sanción. En caso de que no logren reducirla o eliminarla,Mariano se perdería todo el Torneo de Verano 2017 y podría jugar únicamente en la Liga de Campeones de Concacaf.

Mientras tanto, seguimos sin ver la supuesta patada que generó la expulsión, la cual aparentemente solo el cuarto árbitro vio.