Monstruo Locura

Robinson inocente

Foto: Pedro Pablo Mijangos, de ‘Nuestro Diario’

Cuatrocientos doce días han pasado desde el día en que Alexander Robinson fue sancionado con 4 años de suspensión en Guatemala. El 9 de junio de 2016 fue noticado de que tendría que cumplir este castigo por haber salido positivo en un control antidopaje que se había realizado en diciembre del 2015 durante la final del fútbol guatemalteco. La sanción al jugador empezó a contar a partir del 28 de enero del año pasado y se cumpliría hasta el 27 de enero de 2019.

Desde esa fecha Alexander entró en una lucha por limpiar su nombre y poder volver a jugar, su hermano Bertony lo acompañó durante todo el proceso, quien siempre puso en duda el proceso de la toma de las muestras. “No puede ser posible que un país tenga en 10 años 30 casos de dopaje, ningún atleta se va a dopar en un deporte que hay pruebas en finales y semifinales. La sustancia de este caso es nueva y que nunca había salido en fútbol, además no da un beneficio al atleta. Para nosotros hay mano negra porque en el partido de ida de la final se tomaron las muestras en una bodega sucia y oscura” había comentado Bertony el año pasado.

Hoy, 26 de julio de 2017, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) resolvió anular la suspensión de Alexander, así como la de otros 3 jugadores que estaban en la misma situación. Por el momento habrá que esperar un poco más para ver de nuevo a Robinson en las canchas. De los 4 jugadores sancionados del Antigua, solo el argentino Alejandro ‘Gambetita‘ Díaz había sido inscrito para el torneo de Apertura 2017 y sería el cuarto extranjero del equipo, los otros 3 dependerán de un tema de presupuesto. Alexander ya cuenta con la nacionalidad guatemalteca por lo que no ocuparía plaza de extranjero.

Tagged with:    

Related Articles

Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *